Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.

¿SON UN FALSO MITO LAS BONDADES DE LOS PREBIÓTICOS?

¿SON UN FALSO MITO LAS BONDADES DE LOS PREBIÓTICOS?

Dos estudios de la prestigiosa revista científica CELL desmienten los efectos beneficiosos de los probióticos sobre el organismo.

Antes era malo comer más de dos huevos por semana porque subían el colesterol. Hoy en día , muy al contrario, no sólo se descarta su incidencia en este indicador de salud, sino que, además, se recomienda tomarlos por su índice proteico y su bajo nivel calórico. El aguacate, también prohibido, por el mismo motivo, se ha recuperado hoy para las dietas por tratarse de “grasa de la buena” y aportar cualidades beneficiosas como sus altos niveles de fibra.

Lo que antes parecían verdades inamovibles en nutrición, ahora han pasado a formar parte de los falsos mitos habituales. ¿Puede ocurrirle lo mismo a los probióticos? Si hacemos caso a CELL, podría ser.

Dos estudios recientemente publicados en este medio vienen a desmentir lo comúnmente aceptado en torno a estos microorganismos vivos a los que se considera eficaces regeneradores de la flora microintestinal. Vendrían a ser algo así como los doctores particulares del aparato digestivo, que puede dañarse por diversos motivos. Los más comunes son un cólico, una intoxicación , el cambio de alimentación y también la toma de medicinas, entre ellas los antibióticos. Pues bien, uno de los trabajos publicados en el mencionado medio, afirma que los probióticos no son eficaces después de tomar antibióticos, ya que no logran “colonizar nuestro intestino”. Su efecto no sólo es, concluye el texto, pasajero e ineficaz, sino que provoca un retraso en la restauración de la flora intestinal.

A esta conclusión se llegó tras el estudio de tres grupos de individuos que habían sido medicados con antibióticos. El primer grupo no tomó probióticos después y su flora bacteriana se recuperó a los 21 días. El segundo si los tomó y los efectos positivos tardaron cinco meses en llegar.