Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.

Nuevos protocolos en los centros de belleza y clínicas de estética

Nuevos protocolos en los centros de belleza y clínicas de estética

¿Es seguro acudir a un centro de estética a recibir un tratamiento facial? ¿Me puedo hacer un retoque estético sin riesgos? ¿Y un aumento de pecho o una liposucción? Sí. Sí y sí. Rotundos; siempre y cuando el profesional al que se acuda tenga la titulación específica en cada especialidad y preserve todas las garantías marcadas y los nuevos protocolos en los centros de belleza y clínicas dictados por las autoridades sanitarias. 

Desinfección minuciosa de los espacios, utensilios y ajuar (batas y sabanas de las camillas, por ejemplo) y protección continúa del especialista y el paciente/cliente, son los dos primeros mandamientos de la estética, la medicina estética y la cirugía plástica de una nueva era impuesta por la pandemia provocada el  Covid19.

En intervenciones quirúrgicas….

“En el caso de las intervenciones quirúrgicas, como un aumento de mamas o una liposucción – las operaciones más demandadas en nuestro país-, poco influyen las nuevas medidas de seguridad sanitaria, afirma Ignacio Ortega cirujano plástico, reparador y estético, miembro de la SECPRE y codirector médico de Face Clinic, ya que la seguridad quirúrgica preCovid ya era muy estricta; ya sea de manera ambulatoria o con ingreso, dichas operaciones se llevaban a cabo en la asepsia de un quirófano en el que todos los profesionales y utensilios utilizados se esterilizan minuciosamente para cada acto quirúrgico por sencillo que a priori pueda parecer”.

Además, todo aquel paciente que entre en quirófano, antes debe someterse una prueba PCR que garantice que no padece la covid19. “Los cirujanos plásticos Premium, en estos momentos, pedimos también una prueba de anticuerpos para que la seguridad sea total, afirma el especialista. Es más, en estos momentos, pedir el Kit completo de pruebas del Covid19 – PCR y de anticuerpos- es  una señal inequívoca de que el especialista es el adecuado”.

En retoques y tratamientos de medicina estética

En las clínicas de medicina estética, el patrón es prácticamente el mismo; “los buenos médicos estéticos, en todos los tratamientos que realizamos en los que hay una aguja de por medio, siempre hemos utilizado productos desechables, uno por paciente, afirma la doctora Purificación Espallargas especialista en medicina estética con más de 30 años de experiencia, yo llevo trabajando con guantes y mascarilla toda mi vida, renovando la sábana desechable para cada paciente, desinfectando cabezales, tijeras, etc. para cada protocolo que emprendo, la higiene sanitaria es una prioridad que no me resulta ajena”.

En salones de belleza….

¿Y en los centros de estética? Sin duda es el sector que mayores esfuerzos tendrá que hacer para ajustarse a los estrictos protocolos, no porque hace unos meses no respetaran las buenas maneras higiénicas, sino porque los tratamientos que se llevaban a cabo en sus espacios no se consideraban actos médicos y las normas a cumplir eran más “relajadas”.

La desinfección con ozono (O3, una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno con un gran poder bactericida, fungicida y antivírica) se ha convertido en el rey de los salones de estética y clínicas médicas, además de aire acondicionado o calefacción, muchos de ellos están instalando conductos de este primo hermano del oxígeno con el fin de mantener las cabinas desodorizadas y con el aire absolutamente libre de patógenos.

“En mis centros, comenta Cristina Galmiche, una de las visagistas vip de nuestro país, tengo el ozono instalado desde que los inauguré; con la reapertura post confinamiento, solo he tenido que adaptarme a medidas como respetar a rajatabla la cita previa para evitar aglomeraciones, utilizar mascarilla y guantes a la hora de hacer un diagnóstico personalizado, exigir a las clientas que se desinfecten las manos en la recepción con un hidrogel alcohólico y por supuesto, que cada una de mis trabajadoras ejerzan sus tareas con mascarilla, sigan una estricta higiene de manos y una gran pulcritud en uniformes.

En cuanto a los cabezales de los aparatos que utilizamos, desde siempre los hemos desinfectado entre cliente y cliente; además, entre tratamiento y tratamiento, damos un margen de 15 minutos en los que a las cabinas se redesinfectan adecuadamente. Sí, tengo que hacer un facial, la esterilidad es ley. ¿Otra medida que hemos adoptado?, continúa la esteticista, tomamos la temperatura a cada paciente que traspasa el umbral del centro. Una norma a priori “invasiva”, pero indispensable para detectar cualquier potencial portador del Covid19.

Los diez mandamientos que debes respetar…

 

  • Primero, Protección y desinfección, son los dos primeros puntos de un decálogo de seguridad que deben prevalecer en todos los actos de cirugía plástica, médicos estéticos y estéticos. Pero hay más….
  • Segundo, pedir y respetar siempre la cita previa. Evita aglomeraciones y sirve para respetar la distancia de seguridad en las consultas.
  • Tercero, al menor síntoma o sospecha de padecer Covid19, quédate en casa. La belleza puede esperar.
  • Cuarto, acude al especialista provista de mascarilla y guantes. Si tienes que quitártelos, lávate las manos copiosamente después de la consulta o tratamiento.
  • Quinto, las revistas han desaparecido de las salas de espera. Llévate tu propio medio de entretenimiento.
  • Sexto, sigue escrupulosamente las indicaciones del personal a la hora de ocupar tu cabina o consulta. No pulules libremente por el centro como el holandés errante.
  • Séptimo, si vas al aseo, lávate las manos al terminar la faena (es algo que se debe hacer con o sin Covid19, pero ahora puede salvarte de un contagio).
  • Octavo, observarás que han desaparecido las toallas de paño; las de papel son mucho más seguras. Tíralas siempre en el contenedor ex profeso.
  • Noveno, si eres de los que tienes que beber agua continuamente, llévate tu propia botella a cuestas, los dispensarios con vasito también se han restringido y lo de beber a morro del lavabo (además de una cochinada) es un acto mortal, para ti y para los demás.
  • Décimo, manos quietas. No toques nada que no sea absolutamente imprescindible, ni ese libro de la estantería, ni esa escultura, ni el cristal de la mesa de la sala de espera…..

Estos diez mandamientos se resumen en uno #NOBAJESLAGUARDIA porque tenemos Covid19 hasta el 2021, como mínimo (que la vacuna está aún en pañales) y tú seguridad es la de los demás.