Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.

Comer en tiempos del Covid19

Comer en tiempos del Covid19

Intranquilidad, nerviosismo, ansiedad y aburrimiento. Muchas personas están viendo crecer estas sensaciones a medida que pasan las horas y los días de confinamiento domiciliario con motivo de la pandemia por coronavirus.

Aunque las autoridades sanitarias recomienden con insistencia mantener la calma y entre todos nos enviemos recomendaciones de ocio casero, es cierto que se hace difícil en algunos momentos seguir una disciplina coherente en cuanto a costumbres y rutinas.

Una de las más importantes es la alimentación, en cuanto a horarios y productos, no sólo por la repercusión que una mala nutrición puede tener en nuestro sistema inmunitario, con el consiguiente incremento de las probabilidades de contagio, sino también por el aumento de peso que conlleva.

Consejos para NO ENGORDAR

Con el movimiento #QuedateEnCasa son muchas las iniciativas que han surgido para enseñarnos a cocinar de forma saludable y realizar ejercicio físico sin salir de nuestro hogar. Todo, con tal de “mantener el tipo” durante los días de aislamiento. Una propuesta a la que se suma MI COMUNICACIÓN con diez buenos consejos que nos ayudarán a cuidarnos durante estas semanas.

  1. Crea rutinas

El primer paso, más cuando no podemos salir de casa, es planificar. En los menús diarios deben primar los productos básicos de primera necesidad sobre caprichos como salsas, aperitivos y postres. Conviene hacer un planning diario y destinar un tiempo a cada actividad. Con una hora de inicio y otra de fin. Para distribuir de forma ordenada trabajo, ejercicio físico, ocio, compra, cocina y aseo personal.

  1. Haz cinco comidas

Con las que conseguirás mantener tu organismo activo durante todo el día. Establece un horario para desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Realiza un plan semanal con lo que vas a comer cada día, y así seguir una alimentación mucho más variada.

  1. La fruta, mejor entre horas

Por su alto poder saciante y porque cuando la tomamos sola asimilamos mejor todos sus nutrientes y vitaminas. Tómala en el desayuno y a media mañana, evitándola en comidas y sobre todo a partir de las 17 h por su alto contenido en glucosa.

  1. Cena pronto (y ligero)

Es bien sabido que la cena ha de realizarse al menos dos horas antes de acostarnos. Ahora, ha de ser también una de las comidas más ligeras, optando por alimentos cocinados a la plancha o al vapor, con preferencia por pescados blancos y verduras.

  1. Olvida los hidratos de carbono

Siempre que sea posible, recomendamos evitar las harinas refinadas. En el desayuno, puedes tomar una tostada integral o pan de cereales y a medio día si quieres tomar pasta, mejor integral, y siempre que sea posible sustituirlo por arroz o legumbres. Nunca en la cena y, en la comida, solo dos veces por semana.

  1. Evita los productos procesados

Tendrás más tiempo para estar en casa, quizá sea un buen momento para realizar un bizcocho casero, preparar un guiso o hacer salsa de tomate. Del mismo modo, es preferible congelar nosotros el pescado a tomar barritas congeladas. Y ocurre lo mismo con la pizza: podemos hacerla en casa, masa incluida –será un plan divertido con niños–, antes que tomarla precocinada.

  1. Entre horas…

Hay ciertos alimentos que son saciantes como los frutos secos naturales (no fritos) o los encurtidos. Tomar dos o tres nueces (o cuatro aceitunas) ayudarán a reducir la sensación de apetito para evitar que comamos de forma compulsiva al sentarnos en la mesa.

  1. Haz ejercicio

Sin salir de casa. Son muchas las cuentas de Instagram que ofrecen clases de actividad física de diferente intensidad a través de sus directos. Empieza con una rutina de entrenamiento de 20 minutos al día y ve aumentando el tiempo hasta conseguir completar una hora de ejercicio diario.

  1. Bebe mucha agua

Y decimos agua, no otro tipo de bebidas carbonatadas o que contengan alcohol. Ten una botella siempre a mano para que puedas beber de forma inconsciente y controlar cuánto ingieres. ¿Lo recomendable? Al menos dos litros. Que también podrás combinar con una infusión que favorezca la eliminación de toxinas.

10. No dejes de cuidarte

El estar en casa nos puede llevar a la dejadez. Pero nada más lejos, aprovecha que ahora tienes tiempo para todas aquellas rutinas de belleza que nunca has podido hacer. Está comprobado que si tú te ves bien en el espejo, te sentirás mejor.

Objetivo: ¡Arriba las defensas!

Las uvas, el brócoli , la manzana con su piel y, sobre todo la cebolla roja tienen la propiedad de subir las defensas. Cierto. Se recomienda tomar alimentos ricos en quercetina como medida de prevención. Se trata de un flavonoide natural que ha demostrado anteriormente su eficacia contra virus responsables de enfermedades respiratorias y que se encuentra en una serie de alimentos como las uvas, el brócoli, la piel de las manzanas y, sobre todo, en la cebolla roja. En tus menús diarios, aumenta el consumo de uno o varios de estos alimentos.

Por último, los expertos aconsejan buscar la oportunidad en esta crisis para comenzar una nueva forma de alimentarnos que no sólo nos sirva para mantener la línea sino para adoptarla hoy, mañana… y siempre.